Al año 2013 el barrio Yungay donde yo vivía había experimentando un fuerte proceso de gentrificación. Sus habitantes tradicionales, inmigrantes, estudiantes y artistas que ocupábamos las casas antiguas con daños estructurales, (porque eran económicas), nos vimos obligados a dejar nuestros hogares por la llegada de la industria inmobiliaria que encontró una excelente oportunidad para comprar barato, desplazar y luego vender caro cambiándole la cara y el precio al sector que nosotros habíamos construido con nuestro hacer. Pronto llego la orden de desalojo donde yo vivía. Junto a algunos vecinos decidimos dar la lucha para conservar nuestras casas. Acción Desalojo fue mi respuesta a la orden de desalojo que la inmobiliarias Mc Clure había cursado contra de los habitantes del edificio. Con la ayuda de la JJVV, la colaboración del Centro Cultural Manuel Rojas, amigos y vecinos como la galería El Cubo, cerramos el pasaje, yo saque mi dormitorio a la calle y pase la noche ahí. También hicimos un show en la calle donde tocaron amigos músicos, se instaló una muestra con proyecciones en las paredes y performances en torno a la consigna “No más desalojos en Yungay”.