El 2011 fui invitada a realizar un performance en los baños de la UMCE (Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación) como parte de los encuentros en torno al cuerpo que organizaba la productora Dildo Rosa. El evento convocaba a reflexionar sobre la masturbación como acto de culpa y los baños fueron elegidos como locación por la carga simbólica sexual que tienen como espacio de encuentros furtivos. Yo accioné con mi pareja de entonces utilizando signos como la bandera con un agujero donde iba la estrella y tintura negra que se fue distribuyendo por nuestros cuerpos mientras yo hacía una felación. Las imágenes las tomó Claudia Machuca.