Hace un tiempo recuperé esta bandera de lana, tejida por la abuelita de Leonardo Casas, en ese momento curador de la muestra, “Not like Most, Mujeres Artistas Hoy” junto a Andrea Leiton, que se realizó el 2010 en la Biblioteca de Santiago. La bandera de lana con un agujero en el lugar de la estrella tenia colgando un ovillo desde el cual se podía destejer. Esta obra estuvo pensada originalmente para ser montada junto a un video donde se veía mi torso desnudo y mis manos ovillando una lana roja. La obra fue censurada por las entonces autoridades de la Biblioteca y se exhibió sin el video después de áridas negociaciones que terminaron por menoscabar relaciones y por supuesto el trabajo. Entonces yo no lo sabia pero esa primera censura seria el comienzo de una larga y conflictiva relación con la institucionalidad del arte en Chile que una y otra vez me expulsaría de sus salas con argumentos tales como la defensa de la niñez.

A mi la figura de la frágil identidad nacional agujerada y destejida me sigue pareciendo de lo mas pertinente.