El año 2006 fui invitada por el Centro Cultural La Perrera Arte a colaborar con el proyecto del fotógrafo Jorge Aceituno y el artista visual Antonio Becerro quiénes querían intervenir ciertas escenas clásicas de la historia de la pintura con las esculturas de animales disecados de Becerro y las acciones propuestas por las performistas  invitadas, Coco Rico y yo. El resultado recreó a nuestro modo gestos de escenas clásicas, una madonna amamantando un perro disecado, dos señoritas tocándose el pezón entre animales.