A través de una invitación de la artista feminista Julia Antivilo realice una serie de fotos con los cinturones de castidad que formaban parte de su obra escultórica. La fotos fueron tomadas por el fotógrafo Luis Piñago en su estudio del Barrio Yungay. El resto del vestuario y la máscara formaban parte de lo que yo usaba en mis actuaciones en vivo y en las lecturas de poesía.