Performance con el artista canadiense Rodolphe Yves Lapointe, Bienal Deformes año 2014. Como parte de una serie de obras que hicimos juntos, esta pieza reflexionaba sobre la crisis de la pareja heterosexual monógama burguesa. Crisis que nos afectaba en cuanto compañeros sentimentales en ese momento. Cada segundo se transformaba en un proyectil y en una palabra dicha en un idioma desconocido para el otro, lanzadas como balas.