En el marco del Festival Internacional de Performances de Quito Hélice, realicé junto a Gustavo Solar la performance Luna Roja, donde trabajamos con mi sangre menstrual y una re significación del dildo, creando un nuevo cuerpo postporno y mitológico. La acción fue desarrollada en la Casa de la cultura ecuatoriana Benjamín Carrion, un antiguo edificio colonial con arquitectura palaciega, que creó un efecto de fuerte contraste sobre los cuerpos.

Links: 

Luna Roja. Desde Chile, Eli Neira & Gustavo Solar

Algunos apuntes sobre posporno