Instalación que consintió en tres zapallos, uno pequeño, uno mediado y otro gigante envueltos en alambre de púas, suspendidos desde alambres de acero, en el patio de acceso al Museo de la Memoria en el marco de la muestra Laboratorio Experimental de Prácticas Feministas Rebe-des. Los zapallos estuvieron pudriéndose durante los 5 meses que duró la exposición. Con la descomposición de la materia orgánica la obra quiso provocar una reflexión acerca de la materia, sus límites, la abundancia y su distribución en el mundo actual. Forma parte de una serie de acciones poético–políticas en torno al concepto de la Utopía y cambio social. Registro de Julio Nuñez.

Lo podrido

Performance con los restos podridos de los zapallos que estuvieron colgados 5 meses en el Museo de la Memoria en la muestra Laboratorio Experimental de Prácticas Feministas Rebe-des . Durante la acción se escucha la parte inicial del himno nacional de Chile. Posteriormente con un hacha voy sacando de los alambres los pedazos de materia orgánica ya seca y o descompuesta que cae en una bandera extendida en el piso. Durante la acción, la pudrición, sus olores, colores y jugos son puestos en primer plano junto a símbolos patrios que nos remiten a la descomposición de la misma estructura que sostiene el estado patriarcal. Las fotos las tomó Julio Nuñez.