En colaboración con La Perrera Arte y un equipo de artistas mapuches invitados por mi, “Salario” consistió en un performance realizado en la apertura de la exposición “Pinta Cannes” en el entonces recién inaugurado Centro Cultural Palacio La Moneda. La obra fue pensada como una crítica a la militarización del wallmapu. El poeta David Aniñir escribió en mi cuerpo la consigna “Libertad a los presos políticos mapuches” en español y mapudungun. Mientras yo cargaba un saco de sal que iba siendo acuchillado por atrás por el mismo Aniñir permitiendo que la sal cayera como una metáfora del deseo de redistribución de los bienes del mundo.